2016-11-02



TERREMOTO METAFÍSICO: LA REELECCIÓN DE RAJOY

En la reelección de Rajoy se produjo un terremoto metafísico. 

-¿La ruptura del PSOE? ¿La escenificación de la agresividad entre las izquierdas? 
-Eso son tonterías coyunturales, que se arreglarán con el tiempo. En 15 ó 70 años.

Hablamos de un verdadero cataclismo mental, de una inversión de los valores. El sábado 29 de noviembre de 2016, en el Congreso de los Diputados cambiaron los dioses, esto es, los poderes cuya adoración se asume. 

Oí la emisión por la radio desde el principio, que es cuando ocurrió el milagro. La presidenta de la Cámara anunció que iban a empezar con un minuto de silencio. 


- ¿Un minuto de silencio? Preguntó la periodista desde el estudio.

- Debe ser por las víctimas de la violencia de Género, dijo el compañero que transmitía en directo.

- Sí, claro, por las Víctimas de la Violencia de Género.


Al parecer, los diputados se pusieron de pie y guardaron un minuto de silencio. He buscado las fotos por internet. No las encuentro. Los fotógrafos también se dieron cuenta de que era obvio, irrelevante. 

Durante el debate, más tarde, hubo una bronca seria, de las que sí hay imágenes. Unos diputados se levantaron y aplaudieron para hacer valer a los dioses antiguos, las Víctimas del Terrorismo e imponer ese politeismo a la cámara, pero  otros diputados se negaron a levantarse y, se montó un jaleo serio. Como es lógico. 



Y si es verdad el título de Sánchez Ferlosio: mientras no cambien los dioses nada ha cambiado, ese día hubo un cambio. Un cambio de verdad.


Acabada la era de las Víctimas del Terrorismo hemos comenzado la era de las Víctimas de la Violencia de Género.  De Atón a Amón. Mariano Rajoy sigue oficiando de Sumo Sacerdote, como interino.

2016-06-26


EL EXIT y LA EXITA




En España, el día 26 de junio, o sea hoy, votamos en elecciones generales. No se trata de algo escogido. Quien pudo elegir fecha, incluso un 26 de junio (de 2015), escogió el 20 de diciembre porque pensaba que esa fecha era mejor para sus intereses. Pero la vida, y los procedimientos, nos han conducido a un sitio en el que nunca habíamos estado, ni pensado estar, la repetición electoral, en una fecha en la que nadie había pensado.

Lo imprevisible.

Anteayer, los británicos votaron a su vez, en un referéndum, a favor de una cosa que parecía impensable hace bien poco y han dicho, por mayoría, que abandonan la UE. Fue una votación curiosa. La convocó el Primer Ministro para reforzar el liderazgo de su partido. La refrendaron las personas mayores y las bases cabreadas de los partidos de izquierda de Inglaterra y Gales. Se opusieron los jóvenes, Londres, Escocia e Irlanda del Norte. El Primer Ministro ha dimitido, es posible que lo haga también Irlanda y probable que lo haga Escocia. Votó el Reino Unido de la Gran Bretaña salir de la UE y así se hará y puede ser que la consecuencia sea que no haya Reino Unido. Exit sobre exit.

Lo imprevisible.

Todo esto es un contexto. De lo que yo quiero, realmente, dejar constancia es que durante la semana pasada, al menos en Radio Asturias de la cadena SER, han emitido unas cuñas de publicidad de Unidos Podemos en las que la escritora Ángeles Caso pedía el voto de las mujeres. Era un anuncio dirigido específicamente hacia las mujeres, en el que hablaba del mérito de las mujeres y de la responsabilidad de las mujeres y de la esperanza de las mujeres.

Por supuesto, rechazo la mayoría de la publicidad política, sino toda. Pero es la primera vez que la publicidad política me rechaza a mi. Ángeles Caso, con su dulce voz, partía el cuerpo político en dos y se dirigía a la mitad a la que biológicamente pertenece.

Otra tercera cosa que parecía impensable hace tiempo y cuyas consecuencias se me escapan. Y a ella.





2015-12-20

CIUDADANÍA



Para el que sólo quiera leer una línea. Ahí va la idea:

la izquierda española ha sustituido al ciudadano por la víctima como sujeto de los derechos sociales.

Fin. El que quiera que se vaya.

Esta transformación supone la incorporación de modas intelectuales anglosajonas y cala en la mentalidad profundamente católica de los españoles, también los de izquierdas. (Pues el catolicismo es la única ética realmente enseñada y vivida y los que se oponen a ella no suelen disponer de otro horizonte mental para hacerlo).

Según esta forma de pensar, es el sufrimiento y la injusticia padecida lo que debe ser reparado y resarcido y nadie se puede atrever a poner en cuestión ni ese sufrimiento ni esa injusticia pues de ellas emanan la legitimidad y la solución.

Ahora viene una reflexión biográfica perfectamente prescindible, en cursiva, y luego una explicación un poco más intelectual, para los que van a por nota.

Yo fui un niño católico de una ciudad pequeña que maduró temprano,   al paso que marcaba la transición, leyendo El Pais (un muchacho al que a veces los profesores le pedían el periódico un momento para echarle una ojeada) y llegó a la mayoría de edad en el momento justo de votar a Felipe González y largarse a la Universidad para hacer que ni a España ni a mí nos reconociera ni la madre que nos parió. Y así fue.

Para mi, ser de izquierdas fue primero la posibilidad de hablar claro y usar la razón. Como niño católico me veía obligado a admitir algunas verdades indiscutibles, a no nombrar ciertas cosas, a usar un lenguaje profiláctico para los temas permitidos y a dejar de argumentar al llegar al punto en que podíamos chocar con lo que era indiscutido, aunque yo sospechaba que no era indiscutible.

Ser de izquierdas fue, después, la manera de ser justos. Quiere decirse de tratar a todos por igual en el respeto de las leyes. Para un delegado de curso, era pedir a un profesor que cumpliera con las normas.  O leerle la constitución al jefe de los policías antidisturbios, antes de que se pusieran a repartir bofetadas. La izquierda, para mi, fue legalidad.

Ser de izquierdas era también la manera de ser solidarios y apostar porque  los beneficios sociales llegaran a todos sin tener en cuenta su riqueza o su poder.

La izquierda fue cantar a Lluis Llach y a Raimon y exigir que los catalanes tuvieran estatut de autonomía. Y fue ser feminista y exigir para las mujeres la igualdad legal que nosotros, los de mi generación y educación, ya vivíamos realmente, porque con nuestras compañeras, amigas, novias y mujeres disfrutamos siempre del beneficio mutuo de tratarnos así. (A esto nos enseñó, sobre todo, el cine francés, que consumíamos voraces)

Sólo he leído prensa de izquierdas y oído radio de izquierdas. La derecha no me ha interesado ni como tema morboso. Me parecen payasos sin gracia.

La izquierda fue para mi pensar claro, hablar claro y exigir el respeto a la ley y el reparto de los beneficios sociales con independencia del origen.

Hoy, aquí, para mi, la izquierda es, fundamentalmente, hacerse la víctima para exigir algo, imponer una forma de hablar artificiosa e inflexible, limitar la discusión de algunos temas, situándolos fuera del debate y del contraste de los datos. La izquierda es una amalgama de cuestiones de imagen: retórica y "visibilización", que me lleva a apagar la única emisora que puedo escuchar, cada diez o quince minutos, por empacho de nuestros propios tópicos.

En los años 80, cuando yo estudié, en la universidad de Salamanca seguía siendo moderno Rawls y su teoría de la justicia. Se trataba de discutir cómo era posible la igualdad. Y se podía hacer con sutilezas o a lo bruto, por puro ser de izquierdas.

Ya en aquella época llegaban noticias de que los campus americanos se estaban convirtiendo en lugares donde muchas palabras empezaban a prohibirse porque se estaba poniendo de moda algo llamado "corrección política" o "lenguaje políticamente correcto". Aquello tenía que ver con que allí el tema de debate en las ciencias sociales ya no era la igualdad, sino la diferencia. Indigenismo, feminismo, nacionalismo, multiculturalismo. Los intelectuales dejaron de buscar redistribución y se dedicaron a buscar reconocimiento. Los políticos, Tatcher y Reagan también dejaron de buscar redistribución y empezaron a buscar riqueza.

¿Qué pasó? Que cuando el mundo ultraliberal que iniciaron Tatcher y Reagan y siguieron Clinton, Solchaga, Blair y Zapatero hizo boom, la izquierda, para oponerse, tenía un montón de diferentes en busca de su reconocimiento.

-¿Por ejemplo?

- Gays, lesbianas, transexuales y bisexuales (y estos, pese a las obvias diferencias, por lo menos agrupados), defensores de lenguas minoritarias, existentes o inventadas, feministas de varias corrientes, vascos y catalanes independentistas... cada uno pidiendo su cuota de diferencia y de reconocimiento y exigiendo su cuota de lenguaje políticamente correcto.

Por ahí, lo siento mucho, no hay salida. Alguien tendrá que volver a pensar claro, decir lo innombrable, y discutir en términos de justicia basada en la igualdad de la ciudadanía.














2013-12-22

EL ORDEN DE LAS VÍCTIMAS SÍ ALTERA A LAS MUJERES

La mujer siempre es víctima" es una frase mala. “La víctima siempre es mujer” es una frase buena. 

Seamos sinceros, se parecen. Entonces, ¿por qué son antagónicas?

La primera la dijo Alberto Ruiz Gallardón, ministro de justicia, para justificar su ley de aborto de 2013. La segunda es la que subyace a la ley de violencia de género de 2004.

Posiblemente Gallardón era plenamente consciente de que la frase buena es buena y por eso coló la mala, para ver si, con el parecido, nadie se daba cuenta. Es lógico, desde su punto de vista, porque el partido de Gallardón votó a favor de la ley que desarrolla la idea de que la víctima siempre es mujer (se aprobó por unanimidad). 

Así que Gallardón pensaría que “la mujer siempre es víctima” es una consecuencia de “la víctima siempre es mujer” y que, por lo tanto, su ley del aborto se sigue de la de violencia de género. Y, además, sabe que la idea buena, de tan buena como es, jamás es atacada por nadie, y en esa verdad de la premisa se refugia con la consecuencia. 

“La víctima siempre es mujer”, frase indiscutida, desdeña los casos en los que, hipotéticamente, una mujer fuera la agresora, dado que, por definición, la “violencia de género” la ejerce la ciudadanía que no es mujer. La mayoría empírica real se convierte en la única realidad jurídica. Y la ciudadanía que no es mujer sólo puede ser lo contrario de víctima: agresor. En este punto es interesante reparar en que “géneros” hay dos, que son excluyentes (eres de uno o eres de otro) y que no son elegidos (por naturaleza). Bueno, pues los de uno sólo pueden ser víctimas y los de otro sólo pueden ser agresores. 

Así que, cuando una pareja llega a una comisaría o a un juzgado, la autoridad sabe en qué dos diferentes lugares va a acabar cada uno. Los papeles no son intercambiables. Ella será víctima o no será. El será agresor o no será. Y para saber lo que es cada uno, además, solo hay que preguntar a uno. Quiero decir a una. Si ella dice: soy víctima, entonces él es culpable. La palabra del otro no vale. Es agresor, por definición.

Si este orden de cosas es así, por unanimidad, pensaría Gallardón, ministro de justicia, por qué no voy yo a justificar lo mío diciendo algo que se le parece tanto: la mujer siempre es víctima. 

Como ante un caso de violencia (“de género”), la mujer sólo puede ser víctima,  Gallardón concluye que la mujer siempre es víctima (y lo aplica a sus decisiones sobre el aborto). 

La consecuencia está mal. Pero, ¿la premisa?


La clave, creo yo, está en el tremendo error de legislar por sexos y no por ciudadanos. Cometida, por unanimidad, esa aberración política, nada más fácil que seguir por esa vía en el campo en el que, sin posibilidad de manipulación conceptual, la realidad sí que es sexual, el de la reproducción.



2013-12-18

LA SALUD DEL TRABAJADOR Y LAS FILAS DE INMIGRANTES

En EP del día 17 de diciembre de 2013 puede verse un vídeo impresionante.

Dura poco y para llegar a él hay que pasar antes por un anuncio de Lotería, o de Iberia, y, en cuanto se acaba, te das de bruces con otro de cosas para afeitarse. Pero merece la pena. Mucho.

Se ven, desde arriba y con cámaras de visión infrarroja, dos columnas de personas que avanzan. Son pequeños puntos en filas indias elásticas (seguramente se mueven por terrenos abruptos). Se apelotonan o se espacian. Pero avanzan, paralelos, en la misma dirección.

Son jóvenes africanos que quieren entrar en Europa saltando la barrera de una ciudad española que está en África. Han atravesado, al menos, un desierto y, posiblemente, alguna guerra y sueñan con estar entre nosotros y vendernos discos compactos piratas y bolsos baratos parecidos a bolsos de lujo caros. Aunque, quizá, ellos no saben qué van a hacer. Sabrán, sin duda, que son jóvenes, fuertes, sanos y que están llenos de energía y ganas y confían en que, en un mundo rico, la inteligencia del sistema sabrá sacar partido de tan poderosas cualidades y dejarles, a cambio, un cierto provecho propio. Con esa fe se dirigen a asaltar las murallas de nuestro castillo.

Y luego está la vida real que en mi caso consiste en navegar por foros fotográficos donde se analizan hasta el paroxismo las características técnicas de algunos sensores y lentes. Incluso en ese ámbito se puede colar algo de aire. Un forero cuenta que ha cerrado una de las tiendas de Hong-Kong en la que todos hemos comprado alguna vez. El dueño ha escrito que está consternado.
Literalmente: "I am terrible sorry that it's not possible at moment to deliver your order, our shop employe have healthy problems so we decidet to close for a short time the online shop".  

No pueden atender los pedidos porque se les ha puesto malo EL empleado. Nos enteramos así que nuestra tienda china preferida, que sirve accesorios fotográficos a todo el planeta, lo hacía con un solo empleado. La verdad es que tenían fama de lentos.

Qué es más real, ¿el avance aguerrido y audaz de la columna de emigrantes africanos? ¿la salud quebradiza del único chino que empaqueta para el mundo entero? Y, sobre todo, ¿cuántos africanos enérgicos hacen falta para suplir a un chino que era él solo un Amazon con patas? ¿podrán hacerlo?

La economía en la que vivimos deja fuera a tanta gente y explota tan descaradamente a tanta otra que los del medio, seamos sinceros, no sabemos razonablemente nada y, por lo tanto, vamos perdiendo nuestra razón de ser.


2013-12-13

INDEPENDENCIA ADOLESCENTE

Hoy, en España, el presidente del gobierno autónomo de Cataluña ha hecho públicas las preguntas que querría que contestasen los catalanes en un hipotético referéndum que no habrá porque el presidente de Cataluña no tiene poder para convocar el referéndum del que imagina preguntas.

Quien, conducido por la amabilidad, contestase que sí a las preguntas que sueña el presidente del gobierno autónomo de Cataluña, en España, acabaría por decir que quiere ser miembro de un estado independiente.

El domingo pasado, en España, el presidente del Gobierno del Estado, también expresó sus inquietudes.  Tras dos años en el gobierno, concedió su primera entrevista al mayor periódico de España y dijo: "lo que más me preocupa es que Alemania tenga claro adónde vamos".

El presidente de España, el país independiente del que se quiere independizar el presidente del gobierno autónomo de Cataluña, reconoce que su política se la marcan otros, que no es independiente, que depende.

Se anhela la independencia que no existe.

Y al hacerlo, la política muestra su propia debilidad, su vocación accesoria, decoradora. Por eso meten tanto ruido, para ocultarlo.

2013-05-29

ANÓNIMO


A veces, cuando viajo solo, escucho la radio con mucha atención.  Una vez escuché una entrevista a Eugenio Nasarre, que me pareció un político muy serio. Tanto que sentí un poco de vergüenza ser yo, sólo, un tipo que se limita a oír la radio y que se permite, en ocasiones, hacer críticas un poco sarcásticas de personas tan responsables.

Eugenio Nasarre fue interrogado el lunes por el juez Ruz sobre cierto dinero que aparece en los papeles de Bárcenas. Allí consta que le pagaron 70.000€ y él lo reconoce. Es cierto, le dieron 70.000€. Pero no eran para él, sino para la Fundación Humanismo y Democracia. Todo perfecto.

Según Eugenio Nasarre, un día de octubre de 2003, le llamaron al despacho del tesorero del PP, Álvaro Lapuerta que le entregó un sobre con 40.000€ en presencia del gerente del PP, Luis Bárcenas. Los otros 30.000€ se los entregó un exconcejal del PP de Madrid que se llama José Ramón Pin y también es patrono de la Fundación Humanismo y Democracia.

-¿Y qué hizo Eugenio Nasarre?
- Ingresarlo en la caja fuerte de la fundación y apuntarlo en la contabilidad.

Así se comporta una persona seria y documentada, un patrono de una fundación humanista y democrática.

-No.
-No, ¿por qué?
-Porque al apuntar en la contabilidad de la Fundación el dinero que le había dado Álvaro Lapuerta y José Ramón Pin, escribió: anónimo.

Decir que los sobres que te dieron Álvaro y José Ramón son de origen anónimo, ¿no es desconsideración con Álvaro y José Ramón? ¿O es desconsideración con la lógica?

Anónimo, querido Nasarre, significa que no conoces su origen. En este caso, que no sabes quién te lo ha dado. Y a ti te lo dieron, Lapuerta y Pin,  del PP.

2013-02-24

CADA LOCO CON SU TEMA

El sábado 23 de febrero sólo pudimos aguantar cuatro o cinco minutos de TELEMARIANO primera edición antes de pasar a EURONEWS.

En Euronews contaron que a Pistorius le habían permitido salir bajo fianza antes del juicio por el asesinato de su novia. Dos reacciones de dos sudafricanas:
una favorable, de una mujer que lo veía bien porque le parecía que el Estado no tenía porque gastarse el dinero que costaría la manutención y la seguridad de Pistorius en la cárcel (me sorprendió el argumento);
una desfavorable, porque lo consideraba un pésimo ejemplo en una sociedad con 2500 mujeres asesinadas al año por sus parejas (me estremeció el dato).

Esa noticia dio paso a un reportaje sobre la violencia de género en Suecia. En Suecia, uno de los países del mundo dónde más se ha avanzado en la lucha por la igualdad de las mujeres también existe el problema de la violencia de género. El año pasado murieron 20 mujeres.

2500 contra 20. 2500/20=125. Por cada mujer sueca asesinada hubo 125 mujeres sudafricanas asesinadas.

Parecería que hablar de las 20 es darse mucha importancia y no hacerse el sueco, precisamente. No es tan así. No voy por ahí. En Sudáfrica viven casi 50 millones de personas, en Suecia no llegan a 10. Si tenemos en cuenta la población de Suecia, con los parámetros sudafricanos, podría haber 500 mujeres asesinadas al año. Pero es que Sudáfrica y Suecia no se pueden comparar. Al menos, en muchos aspectos. La tasa de homicidio intencional en Sudáfrica es de 31,8 por cada 100000 habitantes, 15940 víctimas en 2012. La tasa sueca es del 1 por 100000, 91 víctimas en 2012. De cada 4,55 víctimas de homicidios en Suecia una lo fue una mujer asesinada por su pareja. Proporcionalmente más que en Sudáfrica, donde sería una de cada 6,37.

El reportaje, que se puede ver en este enlace, se vertebra sobre el relato de una mujer víctima de esa violencia, cuya pareja, un buen día, después de 20 años, sin mediar palabra, le comenzó a agredir. Luego hablan una activista, otra víctima, etc. Al final, el relato vuelve a la primera mujer que cuenta, con lágrimas en los ojos que, en ocasiones, oye pasos a su espalda y tiene miedo. Y entonces se da cuenta, por ejemplo, de que está en Bruselas, que por lo tanto él no puede hacerle daño y, luego, de que él ya está muerto, que por lo tanto ya no puede hacerle daño.

Es un final de película de terror.

- Si tiene miedo a que le siga un muerto, ¿no está loca?
- Si, pero ¿por qué está loca? me responde Raquel.

Confieso que no tengo ni idea.

Sólo pienso que el montador el reportaje ha tenido mucho tiempo para montarlo como considere y, por supuesto, para suprimir lo que le viniera en gana y ha dejado, para el final, el relato de una mujer llorosa que sigue temiendo a un hombre muerto. ¿Pensando en mi crítica? ¿Pensando en la disculpa de Raquel? No lo sé. Lo único que sé es que me parece un peligro aceptar que se coloque, en el centro del escenario social, la víctima y sus psicologismos y construir sobre ese eslabón una antropología metafísica. Eso por decirlo de una manera sencilla.






2013-02-17

AVISAD A SOR MARÍA (LA SUPERIORIDAD MORAL DE LA IZQUIERDA)




A los intelectuales de derechas, les obsesiona una idea: la superioridad moral de la izquierda.

-¿Qué significa?
-Que los de izquierda se creen moralmente superiores.

Para la derecha, la izquierda se cree moralmente mejor, da lecciones morales y no tiene por qué. La izquierda es hipócrita y va de honesta. Se hacen los guais, van de chulos, qué se han creído….
 
Pensar en cómo los demás se ven a si mismos es típico de acomplejados. Y sorprende mucho en los intelectuales de derechas, que son, sobre todo, católicos, presuponen el catolicismo, defienden el catolicismo o, mínimo, jamás atacarían el catolicismo.

Intelectuales que no consideran ir de moralmente superior la suposición de que uno tiene acceso directo a Dios con cerrar los ojos y decir cosas, con ir a unas reuniones semanales en edificios impresionantes en las que reunirse con otras personas que se comunican con la divinidad y se funden con ella (se la comen), que pertenecen a un grupo cuyo líder ha sido escogido directamente por Dios mismo para decir cosas que son, tal cual, sin fallo posible, ideas de Dios. Con un grupo, en fin, que grita a los cuatro vientos que ellos son moralmente superiores.

-¿Hasta qué punto?
- Hasta, “Avisad a sor María”.

Según parece, sor María, esa monja, estaría detrás del robo, a sus madres biológicas, de niños recién nacidos. Este crimen aberrante no lo llevaría a cabo sola. No hablamos de una mujer trastornada, que, de noche, a escondidas, roba bebés. Hablamos del firme escalón en el que se apoyaría una estructura.

- ¿Cómo lo sabes?
- Porque, según lo publicado, cuando una madre soltera llegaba a ese hospital, en el registro, alguien decía: avisad a sor María.

 “Avisad a sor María” quiere decir que formamos parte de un orden imperativo con capacidad para modificar una existencia desde su origen.  Como la constatación brutal de nuestra superioridad moral.



2013-02-03

APARICIONES MARIANAS

La imagen del día, del mes y de la época es esta:


- ¿Esto qué es?

- Unos periodistas grabando una televisión. Fin del post. Fin de la democracia. Fin de la vida inteligente. Se acabó. No hay más que decir.

Seguiré, pero a rastras. Esto no es una rueda de prensa. La prensa no está, está fuera, no puede hacer de prensa, no puede preguntar. Esto no es una comparecencia. No es una presencia personal, es la imagen de una persona.

-¿Entonces?

- El PP lo llamó "intervención abierta":


- Yo no. Yo lo llamaría aparición. Teníamos un presidente y ahora tenemos una aparición.

-Y ¿por qué hace esta cosa tan rara?

- Porque el Tesorero del partido del cual él es presidente disponía  de una cuenta en Suiza y de un cuaderno.

  •  En la cuenta acumuló, lejos de nuestra Hacienda Pública, 22 millones de euros. 
  •  En el cuaderno apuntó, parece que también a espaldas de Hacienda, ingresos de empresas y gastos de políticos. O sea, que las empresas pagaban y los políticos cobraban. 

Entre los políticos que cobraban estaría Mariano Rajoy, quien es la imagen del día, del mes y de la época cuando, por fin, no va a dar una rueda de prensa, y no va a comparecer, sino que va, según él, a "intervenir en abierto" o, más bien, creo yo, se nos va a aparecer.

En este punto convienen dos aclaraciones:

  1. Bárcenas era Tesorero del PP. No está Bárcenas por un lado y el PP por otro. Bárcenas era tan Tesorero del PP como Mariano Rajoy Presidente del PP.
  2. Barcenas fue Tesorero del PP, según los estatutos del partido (41,C) a propuesta de Mariano Rajoy. Bárcenas fue tan propuesto para su cargo de Tesorero como Dolores de Cospedal al suyo de Secretaria General (todos en mayúsculas en los estatutos).

El hombre que ahora se nos aparece para negar la obra de Bárcenas un día se le apareció a Bárcenas y le dijo:
- Bendito tú, Bárcenas, entre todos los hombres populares, porque tuya será la tesorería del partido.

Mariano es un político que gusta de aparecerse. Un político que cree en las apariciones, porque sabe que, a su electorado, las apariciones le gustan, porque está acostumbrado a ellas, porque, esos millones de españoles, de chiquitines, fueron educados en las apariciones de la virgen María. Y aquí es donde entra la otra imagen flipante del día, la foto que muestra cómo un resquicio crítico se abre paso incluso en la mentalidad infantilizada de los creyentes, dispuestos a seguir creyendo en la Virgen, pero desconfiados, ahora, de algunas apariciones marianas.








2013-01-19

El ser de Bárcenas y las identidades exactas.


En la noticia que EP publicó el jueves 17 de enero de 2013 titulada: "Bárcenas ocultó 22 millones en Suiza siendo gerente y tesorero del PP", dos párrafos del total se van en la aclaración del sujeto de la frase: Bárcenas.

- ¿Por qué?

- Porque ser, en los apuntes de Correa, "L.B", "L. Barc." o "Luis el Cabrón", no dieron para ser Luis Bárcenas y, andar presuponiéndolo, sí dio para acabar con la carrera del juez Garzón.

Así que ser, en unas cuentas suizas con 22 millones de euros, "Mr. L.B", "L.B.", "L.B.G.", o incluso "Luis Bárcenas Gutiérrez", con el DNI de Luis  Bárcenas Gutiérrez, y, más aún, dedicarse a “la actividad política”, ser “miembro del Senado español” o, incluso “tesorero del Partido Popular de España”, tal y como se refieren al presunto Luis Bárcenas desde Suiza,  no parecen ahora al juez Ruz garantía suficiente por lo que este juez, prudentemente, requiere la identidad exacta de Luis Bárcenas Gutiérrez.

- No se me ocurre otra identidad exacta que el propio Luis Bárcenas en persona, pues nada de lo que se pueda decir de Luis Bárcenas será nunca exactamente idéntico a Luis Bárcenas.

- ¿Por qué?

- Porque somos quiénes diga el poder. Y cuando el poder nos nombra, somos. Pero si fuéramos el poder del poder (esto es, quien guarda los tesoros del partido que manda), no podríamos siquiera ser nombrados, o, al serlo, nos convertiríamos en inexistentes, en no me consta. 

- O en Sor María, que tampoco asiste cuando el poder la nombra.

- En el caso de Sor María, en efecto, también hay problemas de identidades exactas.




2012-12-23

MUCHOS ÉRAMOS DEL PP


Luis Sevillano hizo esta foto, portada de El Pais el día de la Constitución. Mira tú que he visto fotos y he leído artículos este año y he pensado cosas (algunas quizá sutiles) que me he guardado para mi.

Pero fue cuando vi esta foto que pensé volver a escribir cosas y empezar por algo que será solo un exabrupto absurdo o un insulto ofensivo, pero para mí un parteaguas:

-Muchos éramos imbéciles.





2012-06-22

62000

Antes de que se dijera la cifra, nuestra fuente en el Banco de España dijo sobre los expertos que evaluaron el sistema financiero español:

- dos alumnos tuyos, borrachos y ciegos de porros, dirían lo mismo.

Vaya por delante que mis alumnos (a los que desde aquí mando un saludo) ni beben ni fuman, pero la frase fue la que fue. Y la cifra, también. 62.000 millones de euros.

62000 euros son 12.000.000 de pesetas. Con ese dinero, antes del alza de los precios podías comprar un piso cojonudo. Un poco antes del gran subidón, un tío mío, monstruo del regateo, se consiguió una verdadera joya por 3/4 partes de ese precio. Hablo, por supuesto, de un tío político.

Ahora una reflexión tomada del magnífico libro "Huy", que lo toma del "hombre anumérico":

"Sin hacer el cálculo imagínese cuánto es un millón de segundos. Ahora trate de hacer lo mismo con mil millones de segundos. ¿Listo? Un millón de segundos es menos de 12 días, mil millones son casi treinta y dos años."

Antes de la locura, 62.000 € era el precio de un piso. Después, 62.000.000.000 € es el dinero que hace falta para que los bancos se recuperen del sofocón que se cogieron cuando en 2003, 2004, 2005 se llegó a vender el equivalente a un piso al minuto, todos los minutos del día, todos los días del año.

El ejemplo de "Huy", no sirve. El contaba segundos, nosotros minutos. Multiplíquese como corresponda.


2012-06-17

LA JUSTICIA OBJETIVA


Cárlos Dívar, presidente del Tribunal Supremo, asistió a la radio y dijo que, en materia de justicia, la divina es objetiva y la humana subjetiva.

Es decir, suspendió el psicotécnico.

- ¡A la puta calle!

- ¡Sáquese usted las oposiciones a juez iraní o saudí, o a San Pedro, si se convocan, pero por aquí no vuelva!

Sin embargo, con el psicotécnico suspendido, siguió haciendo ostentación, siete días por semana, del cargo que detentaba tres: martes, miércoles y jueves.

Con tantos días para presumir de cuarta autoridad del Estado, Carlos Dívar se aburría y hoy aquí, y mañana en Puerto Banús, y pasao allí, y al siguiente en Puerto Banús, se gastaba en suntuosidades pequeñitas (de hombre que suspende el psicotécnico) y en cenas con su guardaespaldas, un dinero que, ingenuamente, el Estado le pagaba para que enjuiciara desde la cúspide sobre la base del ordenamiento jurídico objetivamente vigente.

Sin embargo, hacer lo que hacía en lugar de lo que debía hacer a Carlos Dívar no le parece mal.
- ¿analizado con la objetiva justicia divina?
- No, analizado ante su conciencia (¿inspirada por Dios?¿objetiva?).

Un eterno problema teológico es el de cómo es posible, a la vez, un juez supremamente justo y supremamente bondadoso. Ese problema puede hacer segregar saliva al teólogo que habita en Carlos Dívar.  A nosotros, visto lo visto se nos traduce en este otro: 
-¿Cabe apiadarse del juez supremo?
- La respuesta es no.

Nos merecemos un juez que se crea las leyes que tenemos, que se juzgue como nos juzga. Y  debemos aprender del escándalo que supone poner a católicos en el lugar que deberían ocupar ciudadanos, y dejarles, tan ricamente, que presuman de ello de palabra, poniendo su justicia por encima de la que les corresponde administrar,  y de obra, cuadriplicando el número de domingos.

2012-06-03

EL PODER DE LA JUSTICIA


El juez Garzón fue juzgado y condenado a dejar de ser el juez Garzón. Le juzgaron en el Tribunal Supremo (TS) y le expulsaron en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Así, el juez Garzón pasó a ser Baltasar Garzón, dejó de juzgar a gente y su escolta pasó a viajar en autobús.


El presidente del TS y del CGPJ es la misma persona: una a la que siempre se llama Carlos Dívar, y no el juez Dívar, pese a que es juez y presidente de las cosas más gordas de los jueces y pese a la cantidad de fotos en las que aparece sentado en sillones inverosímiles, sillones de justicia, de esos que no están pensados para la comodidad de quien se sienta en ellos sino para impresionar a quien le mira: bien porque le tiene enfrente, y se sienta en bancos corridos, en banquillos, o, mucho mejor, porque le ve en fotos que le hacen y piensa, desde su casa o en un bar, lo terrible que sería que un día ese señor tan mayor y tan paliducho, capaz de sentirse natural en un sillón extravagante, le juzgase y le expulsase de cosas: de su trabajo, de su dinero, de su silla, de su casa… de todo lo que una persona como Carlos Dívar, sentada en un sillón como ese, tiene poder de hacer con uno mismo, con uno cualquiera, o con un juez Garzón, con quienes nos creemos más cómodos qué él, sí, pero por ahora, mientras tanto, durante un rato, hasta que las cosas se tuerzan, mientras él no diga otra cosa.

2012-06-02

LAS RUBIAS

En el primer aniversario del 15M, Carlos Francino tuvo la suerte de que en su programa hubo una llamada excepcional (a partir del minuto 22:25 del enlace). Laura, una señora de 54 años de Madrid, contó su caso. Ella y su marido están en el paro y tienen dos hijos, uno que aún estudia y otro que ya acabó. Ni trabajan ni pueden emigrar. La familia no tiene dinero. Viven todos de la pensión de los abuelos. En un momento dado, dijo:

"En el caso mío, estamos parados los dos. Mi marido es ingeniero industrial y no tenemos para decirles a nuestros hijos: iros fuera. Porque sobrevivimos, que es una vergüenza, con la paga de los abuelos [...] y luego nos quieren vender la moto, las señoras, las rubias, las de la austeridad. ¿Vosotros sabéis lo que es la austeridad? La austeridad es no tener qué poner en la mesa y vivir robándole a tu padre la pensión. Eso es la austeridad. Canallas. Que sois todos unos canallas... No tengo más que decir".




A partir de un determinado momento, Laura llora. Pero la eficacia de su mensaje no se basa en los efectos dramáticos. Es una cuestión de estilo, de acierto, de verdad. Tiene la fuerza de las letras del flamenco. "Las señoras, las rubias, las de la austeridad...." Es una expresión tan atinada, que por su fuerza parece que podría resucitar  Morente.

Cuidadín rubias, no es ya que deis el cante, es que sois cante jondo.





2012-05-30

EL SUPLICIO DE MEZENCIO

Una forma de suplicio romano consistía en atar, a un vivo, un muerto. Un vivo más un muerto suman dos. Dos muertos. Uno que ya lo está y otro que va a estarlo. Lentamente.

Cuando lo leí, imaginé que los atarían por la espalda, que el suplicio consistiría en llevar a la espalda un cadáver, notar como se pudre, olerlo, sentir, antes de verlos, como se mueven los gusanos que corromperán también el cuerpo sano.

Pues no era así. Al parecer los unían de frente, juntaban las bocas. De modo que el suplicio de Mezencio no tenía sutileza. El asco formaba, desde el principio, parte del castigo.

Desde Lehman Brothers la crisis consistió en cómo los Estados, vivos, abrazaron al sistema financiero, muerto. Sin embargo, hasta el morreo entre Rajoy y Rato, atados a Bankia, olíamos la peste del cadáver, sin sentir este asco de ahora, este asco tan viejo, este invento de Mezencio.

2012-04-04

NI EL SOCIALISMO NI LOS VALENCIANOS.

Ximo Puig se convierte en el nuevo Secretario General de los socialistas valencianos. Le entrevistan en la SER.
En un momento dado el periodista le dice:
-Ha sorprendido un poco la extensión de su ejecutiva. ¿No son muchos 70 miembros?
Ximo Puig, dijo (lamento sinceramente no poder ser textual) que lo importante era que esa ejecutiva era paritaria cuando el de la discriminación de la mujer es el mayor problema de los españoles, etc.

70 ejecutivos para el PSV. El día que lleguen al gobierno podrá valer con 100 consejerías. 70 ejecutivos para conseguir la paridad. ¿Quienes eran inevitables, los 35 hombres o las 35 mujeres?

Las compañeras, encantadas con Ximo, supongo. Menda pensando que no tienen arreglo ni los socialistas ni los valencianos.

2012-02-09

MOHAMED CONTADOR

Para entender España hay que partir de una idea clara: se trata, esencialmente, de un país musulmán.

Creía que verlo así implicaba un análisis sutil.

Me equivocaba. Es una obviedad.

El gobierno de España presente una queja ante un canal de televisión francés porque hacen bromas con el dopaje de Contador. Se trata de bromas graves. De hecho, las hacen en un programa de bromas.

Otros países musulmanes hicieron lo mismo, con un campeón que no es de Pinto, ni campeón.



2012-01-17

FRAGA


Manuel Fraga Iribarne murió anteayer en Madrid. Escribo su segundo apellido con naturalidad, como escribiría el de los compañeros del colegio, porque, de hecho, Fraga ya era Fraga cuando yo iba al colegio.

Digo esto a cuenta de lo que oí ayer en el telediario de la 1. Informaba de las múltiples visitas que iban a dar el pésame a casa del fallecido. Muchísimas personalidades del PP, todas ellas cargos importantes: miembros del gobierno central, presidentes autonómicos, alcaldes de grandes ciudades, presidentes de las cámaras... El PP, el partido que él fundó, ocupa hoy  casi todo el poder. Hablaron bien del fallecido, como es natural (frase de Fraga), y lo presentaron como el gran político de la transición o, incluso, del siglo XX. Ninguno dijo "franquismo". Esa palabra no apareció en el telediario hasta que la dijo Rubalcaba (que también había ido a dar el pésame y a recordar lo que otros olvidaban).

En 1975, el día de la muerte de Franco, Fraga tenía 52 años. Le quedaban aún 38 años de vida. En el año 77, cuando las primeras elecciones, Fraga ya había vivido dos tercios de lo que sería una longeva existencia. Teniendo en cuenta que con 26 era catedrático de universidad y con 40 ministro, cuando llegó la democracia tenía muy bien hechos los deberes de la dictadura.

El día de su muerte, los  miembros del partido del que era presidente fundador, ostentadores ahora de un poder casi absoluto,  no quisieron recordar de ninguna manera de donde venía Fraga.

Para algunos, "toda la verdad" es una frase que sólo se puede asociar con el 11-M y todo el poder es "lo natural" (frase de Fraga).




2011-12-30

SER REALISTA (DEL FEMINISMO)


En la cadena SER están muy enfadados porque la ministra de Sanidad,  Ana Mato, ha modificado el lenguaje con el que se refiere a… A un tema que, según la cadena SER, ES  "violencia de género" y al que Ana Mato se refirió como "violencia en el entorno familiar"

Es hasta cierto punto lógico que la cadena SER crea que los nombres de las cosas SON de una determinada manera. Que los nombres de las cosas SIGNIFICAN las cosas como SON. Aunque habría que recordar que el nombre de la cadena SER no viene de que expresen en sus emisiones el ser de las cosas, sino que de un modo más prosaico significa, Sociedad Española de Radiodifusión. Vemos aquí, en el nombre mismo de la cadena,  que la relación entre las cosas y los significados no SON lo que parecen SER.

Ahora una breve lección de historia de la filosofía.

Todos los años dedico más o menos media clase a tratar con mis alumnos un problema que a los medievales les llevó varios siglos (la edad media parecía estar llena de tiempo) y que se llama con el extraño nombre de "problema de los universales". Discutían, en realidad, sobre el significado de los nombres comunes. Básicamente había dos bandos: los que pensaban que los sustantivos comunes significaban realidades, que se llamaban realistas, y los que pensaban que los sustantivos comunes no significaban realidades sino que su significado era convencional, que esos nombres comunes eran meros nombres, a estos se les  llamaba nominalistas.

Y esto, ¿qué importancia tiene? Mucha. Porque si los nombres significan realidades no podemos modificar los nombres porque modificaríamos realidades. Realidades tan reales y tan inamovibles que estarían así en la mente misma de Dios. Un orden ordenado por tan gran ordenador nadie podría atreverser a reordenarlo. Pero si los nombres sólo son convenciones nosotros mismos podríamos modificarlos. Podríamos decir, por ejemplo: matrimonio gay.

En la cadena SER son realistas de las mujeres y nominalistas de los homosexuales. En el PP es al revés.

Y, Ana Guantes, particularmente, qué gran dominico habría sido. 

2011-12-10

VÓOS

Hay un problemilla con Iñaki Urdangarín, el yerno que le queda al Rey de España. Resulta que el hombre tenía un negocio con el que, aunque no era para ganar dinero, se forraba.

 - ¿Cómo?
 - Haciendo trabajos que no valían el esfuerzo que costaban.

 Se me dirá que esas dos cosas están en la naturaleza misma de la realeza. Perdón, de la Realeza. Estoy de acuerdo y no estoy de acuerdo. Pertenezco al grupo de los que piensan que por 8 millones de euros al año la Casa Real sale barata. Sin embargo, no todo el mundo piensa así y, en el caso de Urdangarín, ha ocurrido que la gente se ha enterado de estas pequeñas contradicciones (forrarse sin trabajar en una fundación sin ánimo de lucro) y ha habido enfados, incluyendo el de la fiscalía anticorrupción.

 A mi lo que me llama la atención es el nombre del negocio: Nóos. Por la aplicación de mi peculiar sentido de la etimología lo he asociado al plural mayestático con el que hablan de si mismas algunas personas muy modestas que, o bien no se quieren dar la importancia que suponen que merecen, o bien quieren dejar claro que hablan por muchos: Dios, el Papa, el Rey...

El tratamiento impone. Por ejemplo: "Nóos solicitamos la promoción del deporte mallorquín". No es estrictamente necesario ser Jauma Matas para sentirse compelido por esa frase. Otro ejemplo: "Nóos le pasará la factura" Ni Francisco Camps, poco amigo (al parecer) de pagar de su bolsillo, podría negarse a una frase tan cargada de autoridad.

 "Nóos" impone más que "Duque de Palma" porque "Duque de Palma" lo puede decir cualquiera, pero "Nóos" parece que sólo puede decirse de Duque de Palma para arriba, y eso que el tipo es alto de narices y está situado en las Alturas Reales. Así que cuando Nóos te pide algo, apetece responder:

 - lo que quiera Vóos.

 Aquí radica precisamente el problema. Siendo imposible negarle algo a quien es Nóos, sería de esperar que Nóos se abstuviera de pedir. Sobre todo cuando Nóos ya lo mantenemos nos-otros.

2011-11-22

ELECCIONES GENERALES Y DEMOCRACIA

Entre las interesantes reflexiones que he leído sobre la victoria del PP y de Mariano Rajoy, no he visto nada sobre estas condiciones de la democracia que, al menos a mi, me interesan: la temporalización y la estructura de la democracia.

1.- Se vota cada cuatro años. Y esto marca el horizonte del proceso decisorio. Se ha achacado, con frecuencia, a este corto marco temporal una limitación de la capacidad de la democracia para plantearse políticas de largo alcance, pues los gobernantes preferirían siempre aquellas cuyos fruto maduro pueda recogerse en la temporada electoral. En esta última legislatura española ha ocurrido una excepción: Zapatero, el 9 de mayo de 2010, tomó unas medidas que implicaban el suicidio de sus opciones electorales. Por urgencia, por presión... por lo que fuera, decidió hacer lo que le condenaría a perder, atendiendo a un bien cuya consecución, de conseguirse, no podría disfrutar. En esto, y aunque no se ha reparado lo suficiente, esta legislatura ha sido extraordinaria... y Zapatero un presidente extraordinario.

2.- El partido que pierde las elecciones debe oponerse al partido que gana las elecciones. Debe decir que lo que el otro hace está mal y que él haría otra cosa. Esto es así, en ocasiones, por razones ideológicas, pero siempre por una necesidad estructural. Se trata de organizaciones que aspiran a ocupar los espacios del poder, porque son estructuras de poder, llenas de personas que ambicionan un puesto. Esto hace que la acción del poder no reciba el refrendo más que de la gente que lo apoya, incluso, como es el caso, cuando los que aspiran a ocupar el puesto pensasen que ellos harían, básicamente, lo mismo. Ayer, un líder del PP reconocía, ahora, que le parecían bien las decisiones de Elena Salgado. Y hoy el diario ABC, cuyo apoyo a Rajoy ha sido total, se entera de que, para salir de la crisis, habrá que subir impuestos y tasas. En este aspecto, esta legislatura fue normal y Mariano Rajoy un líder de la oposición como Dios manda.

2011-11-13

JUECES Y JUSTICIA

Ahora, cuando nadie se atreve a darle dos voces en público al niño que no hace caso, un adulto puede obligar a otro adulto a escuchar, de pie y formal. Puede hacerlo, con la ayuda de la policía, que para garantizar que todo sea adecuado y como debe ser (y se escuche a quien se tiene que escuchar como debe ser escuchado) podrá, impunemente, arrastrar al adulto por los brazos y sostenerlo de pie con la cara contra un cristal blindado.

El adulto que puede imponer esa violencia a otro adulto para que le escuche como hay que escuchar, aunque el otro adulto no quiera, es este señor, que, la verdad, no parece muy fuerte, pero al que respalda el inmenso poder de la administración de justicia, una administración bien tiquismiquis sobre cómo debe escucharse.




Lo que uno espera de un poder que es tan exigente con quien oye, es que sea bien rigurosa con cómo habla. Entonces, ¿qué tal que los jueces insulten a los justiciables?

La juez que insulta a quienes tiene que juzgar es esta señora de aquí abajo, vestida con los mismos ropajes de inmenso poder que el señor de arriba.



Admitido, por ahora, que el señor de arriba pueda hacer lo que hizo para que se le escuche, ¿qué corresponde hacer con la señora de abajo que llama cabrones a quienes tiene la obligación de juzgar con equidad?

¿Puede haber algo peor que un juez que insulte a un reo?

Un juez es una persona que a la que se le examina del contenido de las leyes porque la actitud ante la justicia se le supone, pero cuando manifiesta y repetidamente (en el caso de la juez Ángela Murillo) no la tiene, ¿no es un peligro público de primer orden que se mantenga en la carrera judicial?

Nadie lo ha visto así: Ángels Barceló, cuando contó que la juez había llamado cabrones a los inculpados, lo disculpó por las circunstancias del juicio. EP, cuando cuenta cómo debió repetirse la vista una vez que la juez abandonó el caso, acaba el relato con el abrazo de la víctima y la juez, como si el acuerdo de las víctimas disculpara la injusticia de un juez que toma partido.

2011-07-26

EL EJEMPLO DE LOS MUERTOS

La chica mala cuyo mal ejemplo escandalizaba tanto, se murió sin hacer daño. Sola.

El chico alto, rubio, bien vestido, sigue entre nosotros después de cargarse a algunos jóvenes. Decenas.

Y luego está ese asunto lejano de unos africanos que a lo peor se mueren de hambre. Millones.

2011-07-13

EL RIESGO Y LA PRIMA



Como la opinión de algunos vale más que la opinión de otros, algunas personas no paran de opinar. Moody's un día te llama triple A y otro bono basura. María Dolores de Cospedal un día dice que la policía la usa el PSOE para espiar al PP y otro que la deuda de Castilla-La Mancha es del doble de lo que se dice.

No entendí que los españoles de comunidades socialistas votaran al PP en las últimas municipales y autonómicas, por una sencilla razón de interés propio: los que estaban no podrían airear suciedades que al fin y al cabo serían suyas.

- ¿Hipocresía?
- O defensa personal.

Las comunidades que permanecen en las mismas manos (todas del PP), no dan disgustos. Y algunas se llaman Murcia. Las que han cambiado, curiosamente, están peor de lo esperado.

- Ni curiosamente, ni peor de lo esperado. Eso era lo esperado.
- Ciertamente. Pero tampoco podíamos suponer que la misma Secretaria General del PP iba a ser a salir a dar voces para despertar a Moody's, por si estaba distraído con Grecia

2011-07-11

DSK

Dominique Strauss Kahn, director gerente del FMI, fue acusado de violación por una camarera de su hotel. Por ello fue detenido en un avión, cuando iba a abandonar Nueva York, y conducido a comisaría antes de que un juez decidiera su arresto domiciliario.

Estos hechos, y muy pocos más, dieron lugar a un sinfín de interpretaciones. Y es que el asunto da para interpretaciones porque los implicados responden a arquetipos antagónicos desde un sinfín de puntos de vista:
un hombre, una mujer; un rico, una pobre; un tipo con estatuto de jefe de estado, una demandante de asilo; un poderoso, una dependiente de ayudas sociales; un ejecutivo del máximo nivel, una trabajadora manual; un sesentón, una treintañera; un casado, una viuda; un blanco, una negra; un francés, una guineana.

- ¿Qué puede unir a personas así?

En una historia de amor, nos saldría pretty woman interracial y la gente estaría encantada. En una historia de sexo, sin testigos, nos puede salir violación o patraña y los prejuicios rellenan las fallas del relato.

Porque sabemos, al menos desde "terciopelo azul", que para saber qué pasa en un cuarto sólo vale estar allí.

2011-07-02

INDIGNADOS

Leí unas entradas antiguas y me gustaron. No porque estén bien o mal escritas sino porque estén y digan cosas en una fecha. Lo que se piensa siempre se piensa un día a una hora, pero ahora abundan los "ya lo decía yo" o "todo el mundo sabía" sin citas al pie y valoro más las que sí existen, así que intentaré aplicarme con constancia para ir soltando migas de pan que más tarde permitan deshacer el camino. (¿metáfora demasiado oscura? Puede que sí).

En resumen que me he propuesto volver a escribir.

Empezaré por los "indignados".

"Digno" significa "que merece tomar" y viene, a través del latín "decnos", del indoeuropeo "dek" que significa "tomar o acepta" y que en muchos idiomas antiguos significa "la mano derecha", (con la que se toma o acepta).

Aquí, en efecto, la derecha subió de la mano de los indignados, aunque posiblemente hubiera ascendido igual si las plazas hubieran estado más despejadas el 22 de mayo. Lo que a mi no me gusta de los indignados es lo que les emparenta con otros movimientos, muchos de la derecha: su superioridad moral basada en el valor superior de su queja.

Paso de ese rollo víctima.

Los jóvenes tienen todo el derecho a reclamar un pedazo mayor de la tarta y a intentar arrancárselo a quienes lo tienen.
- ¿Los bancos?
- Sí. Y los jubilados que se sientan en las mismas plazas.

2011-05-29

EL NÚMERO DE LAS CONJUNCIONES ES UNO

El día en que Zapatero cedió el relevo a Rubalcaba comenzó con un "compañeras y compañeros". Pero, en el momento culminante: "los ciudadanos y los compañeros". Eché de menos a las ciudadanas y a las compañeras.

La clave está en la "y", que es una. Ni Zapatero metería las tres a las que parecería obligarle su propia lógica.

2011-05-14

LA MINISTRA Y LA PSICÓLOGA

El vicepresidente y la ministra de defensa visitan Lorca. Me fijo en ella, no por su apariencia, pues muestra la típica cara de compungimiento y seriedad que le caracteriza, sino por lo que hace: se acerca a un miembro de los equipos de ayuda y le consuela. Le pasa un brazo por el hombro y le mira con empatía. En la chaquetilla de esa persona puede leerse: PSICÓLOGO.

La ministra de defensa consuela a una psicóloga que el estado ha enviado a consolar a las víctimas. Pienso en lo que ha quedado de Aristóteles: el consolador del consolador es consolador del consolado. Y pienso en lo que ha quedado del Estado: la imagen de atención al problema individual en todos sus aspectos -con especial atención al "humano"- sobre todo cuando el problema individual es un problema colectivo, y sale en la tele.

Una pregunta que surge es ¿quién consolará a la ministra? Están ahí los príncipes, pero supongo que ella tiene otra idea en mente: los electores.

Surgen muchas más preguntas pero para otra entrada porque desde twitter escribir largo está aún peor visto que estaba.

2011-04-03

BYE, BYE ZAPATERO

Quiero dejar aquí escrita una intuición que llevo diciendo algún tiempo: entre el PSOE y el PP, de cara a las elecciones generales del 2012, ganará el que antes cambie de caballo perdedor. La gente no quiere a Zapatero... ni a Rajoy.

El PSOE se presentará a las elecciones como responsable de una crisis catastrófica, pero como un partido capaz de hacer cosas. Decisiones contrarias a sus principios, sí. Y también a sus intereses electorales. Cosas. Por ejemplo cambiar al candidato. El PP presentará lo mismo. El mismo cartel, y el mismo mensaje: son los otros los que no han hecho nada. Puede ser suficiente. Pero yo sospecho que no. Que a la gente no va a valerle tanta inacción ni la intuición de la acción futura.

2011-04-02

ESPAÑA CATÓLICA ACTUAL

España es un país católico.

Aquí los conceptos morales fundamentales son: "ortodoxia" y "pecado".

Los ateos españoles son tan católicos o más que los católicos españoles (éstos últimos, al tener que seguir explícitamente esa fe en pleno siglo XXI, han comprobado la imposibilidad del proyecto y se han tornado protestantes). Los ateos españoles, autodefinidos por su oposición a la Iglesia, no tienen la tendencia de compararse con la iglesia que rechazan, y repiten implícitamente lo que de modo explícito dicen repudiar. (Sería impensable que un progre acusase a otro de comportarse como un obispo o una abadesa).

Como yo lo veo, Dirección General de Política Lingüística e Instituto de la Mujer son nombres modernos de Movimiento Nacional y Damas Catequistas (por ejemplo).


Como el grillo que canta alto, rascando sus patas, para exhibir una fuerza que cohiba a los otros grillos y le evite el combate con sus rivales (lo que finalmente mermaría la fuerza de la que ahora presume), también los nuevos poderes exhiben músculo para evitar el enfrentamiento.


Esos poderes, creaciones españolas contemporáneas, explícitamente progresistas, han acabado afianzándose por el aumento del número de personas que logran vivir a cuenta de esas convicciones y han blindado esa situación mediante leyes que les garantizan su estatus penalizando los comportamientos diferentes. Ortodoxia.


Esos poderes conceden un papel fundamental a la trinchera semántica, una primera línea vital para evitar la batalla de los conceptos (y la de los privilegios y los gastos). Los términos idóneos deben ser unos (lengua "propia", violencia de "género", "profesorado") y quien no los utiliza ya se está desacreditando. Así que no merecerá la pena discutir con quien no habla como debe. Quien no habla de la manera correcta está fuera de la comunidad de los buenos y, por lo tanto, no puede participar de la comunión de los que obran bien, quiere decirse de los que hablan bien. Pecado.

2011-03-13

JAPÓN. TERREMOTO, TSUNAMI Y CATÁSTROFE NUCLEAR

El terremoto de Haiti parecía más injusto porque se sabía que un país bien preparado apenas habría sufrido bajo una catástrofe igual.

El terremoto de Japón es el ejemplo que se estaba esperando. El país mejor preparado para resistir terremotos sufría el terremoto de mayor magnitud registrado. A primera hora de la mañana en la emisora que yo oía se confirmó un muerto.

Sin embargo, poco después se avisó del tsunami y el tsunami visto en directo por todas las televisiones fue impresionante y se llevó por delante prodigios tecnológicos japoneses: un aeropuerto como si fuera una maqueta. La ola era imparable.


Y no sólo la ola se burló de la arquitectura y la previsión sino que el terremoto afectó a las centrales nucleares, dos de las cuáles sufrieron daños quizá irreparables, quizá catastróficos. Aún no se sabe.

Primero una ola que aparecía con su fuerza prodigiosa en lugares donde jamás se pensaba que pudiera aparecer el océano, arrasando con la vida, con las propiedades y con la propia geografía.

Luego la amenaza de una catástrofe aún mayor: el riesgo de una radiación invisible que puede infectar con tritio los tiroides, una batalla que puede arrasar con la vida, con la salud, con la propia anatomía.

La barrera contra los terremotos no pudo con el terremoto. La tecnología que iba a salvar a los japoneses, puede hundir a los japoneses.

Los haitianos tienen el triste consuelo de saber que su salvación podía haber sido su holocausto. Un holocausto radiactivo, algo impensable para los haitianos y de lo que los japoneses, especialistas en terremotos, si tienen memoria. Y ahora, quizá, algo más.

ARCHIVO DEL BLOG