2008-10-22

INSPECCIÓN Y BURBUJAS

En la actual crisis económica, nuestro gobierno mantiene la pose de intocable sobre la base de las inspecciones del Banco de España.

Lamento decir que mi experiencia en inspecciones me impide apoyar ninguna seguridad en nuestros servicios de inspección, que están ahí para que parezca que, estando ahí, alguna seguridad habrá en que las cosas se hacen bien, pero que, en cuanto algo sale mal, se comprueba que, poco creyentes en las inspecciones, siempre están mirando para otro lado, haciendo como que inspeccionan.

Dicen que la burbuja inmobiliaria y la burbuja financiera no estallan aquí porque podemos confiar en las inspecciones del Banco de España. Pues lamento tener que decirlo: en España, si hay una burbuja, es una burbuja de inspecciones.

6 comentarios:

pipurrax dijo...

Me acuerdo del profesor Encina, cuando nos dijo en clase que había conocido al japonés(del cual dijo el nombre que sonaba a chino, Chu Lin o similar), que era "el que cuando lo de la boma de Hiroshima, había avisado". Me gustaría conocer a que avisó cuando lo de la crisis.

Anónimo dijo...

Discrepo. Tengo mis motivos para ello.

El problema de las inspecciones es que no se hacen públicos sus resultados. Eso sí, suscribo lo dicho si se refiere a las auditorías de cuentas. Al fin y al cabo, quien paga, manda.

Otro tema: ¿te fías de algo que diga el Gobierno actual sobre la crisis?

Ángel dijo...

De lo que dice el gobierno sobre la crisis no me fío, si bien creo que todos debemos hacer como que nos fiamos.

Sobre las inspecciones, precisamente de las del Banco de España no se nada. Hablo sobre la base de otro tipo de inspecciones que sí he podido conocer.

heptafon dijo...

Mola este nuevo formato de blog, más amplio.

La burbuja inmobiliaria ya ha estallado, lo que falta es que caigan los pedazos...

Anónimo dijo...

Hmmm, el comentario de heptafón me da que pensar sobre lo de las inspecciones...
KK

ana dijo...

La crisis ha puesto a Suiza en el mapa (¡al fin!):

El Gobierno suizo rescata al gigante UBS con 6.200 millones

Por cierto, ¿hay algo más opaco que un banco suizo?

ARCHIVO DEL BLOG