2005-11-08

GABILONDO TV

Me pasa con Gabilondo, lo que a los habitantes del pueblo de “Amanece que no es poco” con Faulkner: es auténtica devoción.

Gabilondo inauguró cuatro con un telediario arriesgado y fallido, que tuvo verdadera novedad, momentos magníficos, otros surrealistas y un desastre final de libro de los records. Gabilondo quiere hacer un telediario con profundidad y con directo, como hacía la radio. El directo, en TV, es mucho más difícil: hay que ponerle cara a la voz y, además, el equipo es novato y descoordina. La profundidad también es más difícil: hay que ponerle pensamiento a la imagen, que despista.

Magnífico, por ejemplo, el reportaje parisino y la microentrevista con mi otro Faulkner: José María Ridao.

Riesgo, con posibilidad de cara aplastada, la entrevista, en directo, con la ministra de Fomento, que estaba a pie de accidente. La ministra, en primer plano amplio, con el micrófono en la mano, hablando directamente a cámara. La ministra, reportera de Gabilondo.

Y el desastre. Como fin de fiesta no hubiera estado mal una entrevista al Presidente de Cataluña, en directo. Debió parecerle poco a Gabilondo, que apostó por el más difícil todavía: dos entrevistas a los presidentes de Cataluña y Madrid, en directo. Pero Aguirre no llegaba. Vimos a Maragall esperando pacientemente. Cuando al fin llegó, comenzaron las entrevistas, que corrieron mal hiladas, hasta que Esperancita aprovecho su turno para poner a parir el Estatuto. ¡Y a Iñaki se le acabó el tiempo! Doble salto mortal ¡y al suelo! Maragall se quedó sin réplica, Gabilondo con cara de circunstancia, y la bronca imagino que para luego.

Con todo, lo recomiendo. Cuando salga bien, va a ser muy bueno.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

El problema de Gabilondo TV es el sufijo TV y por lo tanto tienes que estar mirando durante 40 minutos.Se puede escuchar la radio mientras hace otra cosas pero en pantalla tienes que convencer también con la imagen.
Gabilondo elige 8-10 temas de actualidad evitando casquería (bien) y tiene tiempo para un pequeño análisis, pero nos pone unos colaboradores profesorales explicando los gráficos y monta platós de entrevistas en un TD al estilo de los microdebates de Carrascal.
Aconsejo los debates para otro programa y que compren sillas a los presentadores.
Iñaki está nervioso porque no sabe si en España se podrá pasar de A3tv a la BBC antes de que bajen las acciones de Sogecable. Y además está verde que te quiero verde.

don´t touch my balls dijo...

Me olvidé de la firma

Anónimo dijo...

A Maragall le cortó porque le estaba arruinando la entrevista con su espesez mental.

Anónimo dijo...

Angel, sientes devoción por un periodista y por un medio de información... pareces un novato.

ARCHIVO DEL BLOG